Plan de Lectura para Romanos:

La carta a los Romanos, a diferencia de los evangelios o el libro de Hechos, no nos narra una historia sobre algún personaje, sino que desarrolla una serie de argumentos teológicos de una manera lógica, encadenando los conceptos con frases tales como: “por tanto”, “Por lo cual”, “así que”, “pues”, etc. Por ello, en la lectura presta mucha atención a ese tipo de frases y asegúrate de haber entendido el concepto anterior a esa frase, porque sobre la base de ese concepto es que Pablo está construyendo el concepto siguiente. (Puedes utilizar un lapiz con un color distinto al que utilizas normalmente para marcar estas frases y así poder entender el “flujo” del discurso de Pablo)