Plan de Lectura para 1 Tesalonicences:

Después de haber sido golpeados y encarcelados en Filipos (Hechos 16); Pablo, Silas (o Silvano) y Timoteo llegaron a Tesalónica; Allí, durante tres sábados Pablo predicó en la sinagoga y hubo algunos que creyeron pero otros se levantaron y persiguieron a los tres envíados por Dios, ellos salieron y fueron con rumbo a Berea. Allí también predicaron y los judíos de Tesalónica fueron hasta Berea para perseguirlos (Hechos 17).
De Berea, Pablo fue hasta Atenas y de ahí a Corinto, pero estaba preocupado por los tesalonicenses que habían quedado en gran tribulación y persecusión, por ello, para saber cómo estaban y darles ánimo en medio de la prueba escribió la primera carta a los tesalonicenses alrededor del año 51. El tenor de la carta es siempre afectuoso mostrando cómo en realidad Pablo había entregado su corazón a la iglesia que vio nacer en tres breves semanas.